Luces bajas

apenas se asoma mi rostro antiguo

en este espejo de sombras

me toco el pómulo paterno y te veo

madre,

me han clavado un silencio fatal en la cara

 

la cola del espermio golpea directo en mi boca

y del riel de estos labios

desvía un temblor de colibríes

 

a kilómetros no me basta tu intuición

ni la resonancia hueca con que se revuelven

robóticas infusiones de toronjil con miel

 

sepa tu dios cuál es mi verdadero nombre

porque yo no me encuentro entre ampolletas tibias

¿Te gustó «Luces bajas»? Puedes leer también 8 poemas de Stella Díaz Varín


Por Graciela Olave Ramos
¡Comparte este contenido y apoya a la cultura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *