Bienvenida a Reversa Cultural!

Mi nombre es Graciela Olave Ramos. Soy una jovenzuela de 25 años Licenciada en Literatura Hispánica por la Universidad de Chile y desde el año 2018 vivo en España.

Llegué acá para estudiar el Máster en Comunicación Cultural  que dicta la Universitat de Barcelona y me quedó gustando ese saborcito fresco y dinámico de la comunicación digital. También me enamoré de este hermoso país y me quedé para seguir aprendiendo, viajando y formándome. Olé.

Graciela Olave Ramos, directora de Reversa Cultural
Esta soy yo, cuando tenía el cabello corto y parecía una seta de Mario Bros.

Así nació Reversa cultural. Un proyecto de revista digital que he montado a partir del curso de la EOI (Madrid) sobre WordPress, HTML, CSS, Accesibilidad Web y Marketing Online. Nombre demasiado largo que contiene detrás grandes aprendizajes no solo a nivel técnico sino también personal.

Reversa Cultural es, quizás, mi forma de tirarme a la piscina. Necesitaba dejar fluir la palabra en algún sitio y acá estoy. Creo que es muy necesario hoy en día, volver a la escritura, al palabreo subjetivo. Sin olvidar que es eso, subjetividad.

Tenemos a la mano tantas herramientas para comunicarnos y sin embargo nos desconectamos con una naturalidad absurda. Volver a escribir(nos) es también reconectar con nosotras y con las que nos rodean.

Guardaba muchos textos de la carrera y del máster que no creo que estén muy resueltos, pero tampoco quería que juntaran polvo en mis cajones virtuales del ordenador. Además he seguido escribiendo por mi cuenta: relatos, poemas, ideas, enfados, alegrías. Decidí entonces que quería darme el gusto de poner todo eso en este portafolio digital y animarme igualmente a ser más productiva en cuanto a mi escritura. Así también esta web me ayudaría a practicar los conocimientos que adquirí con mis estudios, de tal forma que no te sorprendas si ves algunos cambios formales cuando visites el sitio una y otra vez (espero que así sea).

Aunque existan comunidades que no estén reunidas físicamente, más allá de las fronteras se han encontrado en esta era de la «información». Y puede ser muy positivo para hacernos crecer en nuestros talentos, convicciones e ideales.

Ahora bien, es cierto que este espacio virtual contiene mi esencia y mi visión de mundo por todos lados. Sin embargo, Reversa Cultural nació pensando en abrirse a otras manos escriturales. Es necesario y justo que la publicación vaya más allá de la institucionalidad, del mercado y sus requisitos efímeros. Por eso te invito a revisar mi página de colaboraciones para que te informes sobre cómo escribir junto a mí en esta revista.

Espero que las palabras contenidas en este popurrí que he ido construyendo con amor y esmero ayuden a desautomatizarte del día a día. El placer que entrega la literatura, la lectura y el arte no tiene fecha de caducidad y estará siempre que a tu disposición en Reversa Cultural mientras yo pueda ofrecértelo.

Finalmente, te comento que el hermoso logo de la web fue diseñado por Verónica Manchado, ex compañera mía del máster de comunicación. Puedes visitar su portafolio en su instagram y contactarla en esa plataforma. Te aseguro que su trabajo fue una delicia, personalmente estoy muy contenta con el resultado.

Si te interesan estos mundos, te animo a darte  una vuelta por mi sitio web que he montado con paciencia y empeño. Gracias por darle un espacio a la cultura en tu día a día.

Usemos el poder de las nuevas tecnologías a nuestro favor.

 

¡Comparte este contenido y apoya a la cultura!