Tomando las Calles

Se posaron las aves

sobre estáticos hilos

buscando salvo reposo

porque en las alamedas

en vilo se izan

duras frases como esferas,

coloristas estandartes arbolados.

 

Ayeres rumias de similar factura,

parece un repetido calco,

papel carbón, «vietnamita»

del setenta en verbo silabando.

Y el hoy, confuso desencanto

de turbias barricadas

por redes proclamadas.

Fibra y desamparo.

 

Tus labios que nada esperan,

partida nariz en cuarzo,

la kufiya ajustas en la nuca,

hueco donde me pierdo

de otras tardes alejado.

Lejano remanso.

Y gritas un aria justo,

un ultraje desgranado.

 

Todo borroso y enfangado,

arriba lo que el vientre arrastra,

abajo profundo vuelo,

ambiguo tiempo, muy abajo.

Tu mano, libre de culpa,

lanza la piedra primera

y la jauría de los dioses

de sangre siembran los semáforos.

 

Un negro canta en el terrado:

“Por ti las calles se hacen ríos

y las plazas océanos colosales”.

 

M. Martínez (Fútil Imaginario)

2019, Málaga

Sobre Miguel Martínez

Nací en la luz rodeado de tinieblas, como todos, y la palabra alumbró y fue despejando la senda. En un primer momento participé del mundillo literario de provincias, ya sabéis, esa fauna de cafetería y significativo libro bajo el brazo, una especie de marchamo auto impuesto. Pronto comprendí que ese no era mi lugar y a estas alturas lo sé, mi sitio está en todos y en ningún lado, algo así como el centro del universo. Por supuesto sigo recorriendo la vereda. Mis padres, mis verdaderos padres, habían muerto cuando vine al mundo, pero su eco perduraba indeleble, incorruptible, y aprendí a escucharlos. A día de hoy, presente pluscuamperfecto, sigo columpiándome entre el ayer y el momento, hablar del mañana resultaría muy presuntuoso a la par que estéril. Escribo y como dijo Neruda, señor juez (esto último lo digo yo), confieso que he vivido.

También puedes leerlo en Siniestra del Aire


Imagen principal: Fotografía perteneciente a Les Femmes du Maroc de la artista Lalla Essaydi. Fuente: British Museum

¡Comparte este contenido y apoya a la cultura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *